Protocolo de pareja. Parte 4

PROTOCOLO DE PAREJA 4

Respeta a tu compañero

¿Qué debemos hacer si estamos fallando sistemáticamente?

Deberíamos bajar un poco el nivel de riesgo para meter bolas dentro de la pista, y poco a poco subir intensidad hasta que volvamos a sentir seguridad en nuestros golpes.

No seamos egoístas. Somos dos en el campo.

Si los cañonazos no entran, o las dejadas, o los golpes a la reja, o cada remate es un regalo para el rival… no sigamos buscando el golpe estrella porque no está funcionando. No os convirtáis en estadísticos y penséis: “alguna tendrá que entrar, aunque sea por probabilidad”.

Si no entran las cosas complicadas, simplifiquemos, busquemos meter la bola dentro y dejemos que nuestro compañero asuma un poco más la función de cerrar los puntos. Ya sabéis que una bola blanda por el centro hace tanto daño como cualquier otro golpe más arriesgado. No os compliquéis y buscar golpes sencillos.

Muchas veces veo en pista a un jugador que ha tirado 10 remates al cristal, y al que hace 11 le pega todavía más fuerte.

Si mi compañero está a mi lado, corriendo, luchando e intentando meter las bolas dentro y yo mientras fallo todo lo que toco, estoy tirando el partido a la basura y faltando el respeto a mi compañero que se está esforzando por sacar el partido adelante. En el equipo somos dos. Recordarlo.

Poco importa quién juega de revés y quién de derecha. La mayoría opina que el jugador de revés tiene que cerrar los puntos y debe arriesgar, y que el jugador de derecha debe ser más conservador. Sinceramente, es absurdo.

Ambos jugadores tienen que: sacar, restar, defender, atacar, observar, hablar, opinar, luchar y correr. Aunque luego haya diferencias entre jugadores, un jugador de revés no gana el partido atacando él solo, ni el de derecha lo gana defendiendo. Ambos jugadores tienen que saber hacer de todo.

Y si uno no está consiguiendo cerrar los puntos, tendrá que dejar que su compañero tire del carro, y viceversa. De modo que hay que estar siempre atento para tirar del carro cuando sea necesario. Esto es una pareja y las dos partes tienen que aportar. Un solo jugador no gana un partido sin ayuda de su compañero.

Si un día no puedo ayudar cerrando puntos, mi trabajo será ayudar a mi compañero simplemente no fallando, metiendo bolas dentro y dejando que él asuma un poco más de riesgo, juegue en la posición que juegue.

 

[divider]

¿Te has perdido las partes anteriores? Aquí las tienes:

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!