Factores para escoger una Pala: ¿Nueva o de segunda mano?

Redacción PADELQ | 19 enero 2013 , , , ,
pala usada

Aunque los precios de las palas nuevas son cada vez más asequibles (gracias a la existencia de muchas marcas de palas de pádel que ayuda a que los precios sean más competitivos), también es cierto que el mercado de segunda mano te da una buena oportunidad para comprar barato. Eso sí, hay que estar muy seguro de lo que se compra, ya que un vendedor particular no te va a dar las garantías que te puede proporcionar una tienda y en consecuencia el fabricante de la pala.

Aún así es un buen momento para el mercado de segunda mano ya que hay mucha gente que compra palas que luego no usan, consiguen palas en sorteos que no les gustan, o las ganan en torneos. Son palas que no van a utilizar y que se suelen vender con cada vez más frecuencia.

Para comprar una pala de segunda mano habría que tener en cuenta varios aspectos, y luego, tener suerte de que el vendedor haya dicho la verdad (si la compra es online). Si la compra es en persona es mucho más sencillo porque la pala se ve en mano y normalmente te van a dejar que la pruebes.

Cosas a tener en cuenta:

  1. El precio. Obviamente. Si la diferencia es pequeña de la pala en tienda a la pala de segunda mano, yo os aconsejo que os vayáis a la tienda. Sobre todo por el tema de las garantías. Si la pala sale mala en tienda, la devuelven al fabricante y arreglado. Si la pala sale mala de segunda mano, aunque el vendedor te la diese perfecta, no podrás pedir responsabilidades. De modo que por 20 o 30 € hay que valorar si realmente esa diferencia es rentable.
  2. El tiempo de la pala. Hay que enterarse de cuanto tiempo tiene la pala y cuanto tiempo ha sido usada (y luego, sumarle algunos meses y partidos, ya que raramente nos dirán la verdad). Sin embargo hay gente que las vende precintadas porque las ha ganado en torneos o les ha tocado en un sorteo y si que se nota que la pala está perfecta. En ese caso sin problema. Si la pala ha sido usada, y la venta es online podéis pedirle fotos detalladas al vendedor.
  3. El peso de la pala. Que os pesen la pala y os den el peso exacto. Como ya hemos dicho, el peso de la pala es de los factores más importantes a tener en cuenta.
  4. Intentar probarla. Si el vendedor es de vuestra ciudad, lo mejor es que quedéis con él, veáis la pala y la probéis un poquito.
  5. El material de la pala: Si la pala es de Foam y además tiene poco peso, sabéis que se desgasta con facilidad. A lo mejor la pala tiene 6 meses y ni un solo arañazo, y visualmente esté perfecta. Personalmente, evitaría comprar palas de segunda mano de este material ya que puede haber perdido mucha parte de su potencia. Para este mismo caso, con una pala de goma EVA no habría problema.

Teniendo en cuenta estos factores, si veis una buena oferta, podéis ahorrar un dinerillo extra. Como casi siempre, esto depende del gusto del consumidor.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!