Cuida tus pies

fascitis

La podología deportiva estudia y trata las afecciones del deportista, con el fin de reducir las lesiones y mejorar el rendimiento deportivo.

[quote]El 80% de la población adulta tiene alguna alteración en sus pies, que haría recomendable el uso de plantillas.[/quote]

Es aconsejable que las personas que practiquen de forma regular algún deporte,  se realicen un estudio biomecánico  para comprobar la posibilidad de mejorar los apoyos del pie, lo que repercute directamente en la mejora del rendimiento deportivo y  en la prevención de lesiones de tobillo, rodilla, cadera y columna que están directamente relacionadas con la manera de pisar. Los pies son la base de sustentación de todo el cuerpo, y una alteración en ellos, o una insuficiente  absorción de impactos  de la planta del pie, repercute en toda la cadena cinética, afectando al resto de articulaciones.

Los pies y los tobillos deben ser cuidados con mesura, ya que son nuestro contacto contra el suelo. Cada zancada es un impacto que debe soportar y asimilar nuestro cuerpo. En una hora de carrera los pies han soportado cientos de impactos y si la plantilla y el calzado no es el adecuado, el riesgo de lesión es muy alto.

ELECCIÓN DE ZAPATILLAS:

¿Qué deberíamos tener en cuenta a la hora de elegir unas zapatillas?

Cuanto más ligereza lleves (peso corporal y material deportivo), más energía ahorras y mayor será tu velocidad.  Esto es lo que se busca en las zapatillas usadas para competición, pero tienen sus inconvenientes,  ya que cuanto más se aligera una zapatilla más material se está quitando  y esto perjudica a otros beneficios que nos aportan las zapatillas de entrenamiento diario: amortiguación, durabilidad y protección en general.

Una mala elección en las zapatillas es, evidentemente, una fuente de problemas a corto y largo plazo. Por ejemplo si utilizamos zapatillas demasiado estrechas o cortas (se aconseja que sea al menos medio número más que el calzado habitual) cuando expongamos al pie a la repetición de los golpes con la zapatilla (en la puntera al hacer frenadas bruscas) podría desencadenar en una uña encarnada. Lesión que también podría producirse si hacemos ejercicios con las uñas mal cortadas.

[toggle_simple title=”Uso de plantillas” width=”Width of toggle box”]

[box_light]

Las ortesis plantares trabajan conjuntamente con la piel y la musculatura del pie, adaptándose a los mismos y aportando sujeción extra cuando el movimiento lo requiera y en general adaptándose a la dinámica propia del pie en cada momento de su actividad física. Con las ortesis plantares deportivas, la zapatilla se compenetra a la perfección con el pie del deportista y actúa como si fuera una parte más de su cuerpo, respondiendo a cada cambio y/o movimiento producido durante las diferentes fases de la pisada, haciendo que el calzado quede ajustado, no sólo en longitud y anchura, sino a todos los ángulos del pie, lo que evidentemente no podremos encontrar en ninguna plantilla o zapatilla del mercado que sea estándar, ya que ningún pie es igual a otro. Esto adquiere suma importancia cuando queremos una  buena amortiguación durante la práctica deportiva, obteniendo la sensación de una suela más mullida,  una  menor deformación de la suela prolongando las propiedades amortiguadoras de la zapatilla, aumentando por tanto la durabilidad de la misma y disminuyendo la posibilidad de lesiones.

Algunos de los materiales que se utilizan para confeccionar las ortesis plantares son: polipropileno, resinas, EVA, fibra de carbono, poron, plastazote, cuero, siliconas, látex, corcho-látex, etc.

Para pádel se podrían utilizar plantillas de  EVA (etil vinil acetato), un material que se utiliza con mucha frecuencia en la entre suela de las zapatillas por su gran amortiguación y ligereza. Eso sí siempre moldeándolo a partir de un pie de escayola del deportista con lo que sale una copia fiel y es totalmente personalizado, y haciendo las oportunas correcciones y jugando con densidades y durezas del material diferentes, según la pisada, el peso del deportista, etc. La plantilla es de suma importancia para evitar lesiones tales como fascitis plantar, esguinces, fracturas  de fatiga o por estrés, dolores por sobrecarga en metatarsianos, calcáneo etc

[/box_light]

[/toggle_simple]

                                                                                                                                                             Artículo escrito por:

Visita su Web

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!