Cómo poner y quitar el protector de la pala de pádel

PROTECTOR PALA DE PADEL DE CARBONO

Hoy vamos a contaros cómo poner y quitar el protector de la pala de pádel correctamente.

Aunque algunas palas de pádel traen incorporado su protector de fábrica, como es el caso de las Varlion o las Head, lo normal es que no vengan protegidas, y entonces tenemos que hacer algo:

Lo primero sería seleccionar el tipo de protector que queremos ponerle a nuestra pala. Una vez que hemos decidido qué protector nos conviene más, procederemos a su colocación.

Protector de pala de pádel de carbono

Protector de fibra de carbono

[box_light]

Debéis prestar muchísima atención a la elección del protector. Más que el resultado estético final que tendrá el protector en la pala, debéis tener en cuenta al efecto final del protector sobre la pala.

¿Cuanto pesa tu pala? ¿Cuanto pesa el protector? ¿Cuantos grips llevas? ¿Cual es tu fortaleza física? ¿Tienes antecedentes de lesiones en muñeca, codo, hombro…?

El protector va a modificar el balance y el peso de tu pala, y si no eres consciente de lo que implican estos cambios, puedes llegar a sufrir una lesión muscular importante.

[/box_light]

Una vez que tenemos nuestro protector en casa, debemos prepararnos para ponerlo, pero si nuestra pala ya tiene uno viejo puesto, lo primero que debemos hacer es quitarlo.

Al quitar el protector antiguo, el mayor de los problemas es eliminar los restos de pegamento del anterior y cruzar los dedos para que la pintura de la pala no se vaya junto al protector viejo. Lo más recomendable es coger un secador de pelo e ir calentando poco a poco y levemente el protector. Conforme vas calentando un pequeño trozo, vas despegando el protector, y así sucesivamente hasta que lo consigues retirar del todo. Los restos de pegamento se pueden limpiar con alcohol. Hay gente que lo hace con acetona, pero la acetona puede llevarse el color de la laca que no se haya llevado el pegamento, por lo que no lo recomendamos.

Una vez la pala está limpia de pegamento, está lista para el siguiente protector.

Para poner los protectores nuevos, aplicar calor sobre el protector es una buena opción para que el pegamento se fije bien, y no queden burbujas entre el protector y la pala.

En estos dos vídeos se explican dos maneras diferentes de poner el protector adhesivo a la pala, pero igual de efectivas. En ambos, vemos como se utiliza en secador de pelo para calentar el pegamento. Y como siempre, una imagen vale más que mil palabras. 

 

 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!